Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Querubines y la gloria de Dios

 Querubines y la gloria de Dios

La manifestación de la gloria Kabod.

Querubines en el velo.

Ezequiel y los Querubines.

Los cuatro seres vivientes y las ruedas de fuego.

Piedras preciosas en los Querubines.

 

 

 

Los Querubines estaban relacionados con la presencia de la misma GLORIA DE DIOS.

La manifestación visible de la gloria de Dios, la visualizamos en una forma gloriosa en el Antiguo Testamento donde podemos ver su manifestación visible y acompañada de los ángeles de fuego los Querubines. En ella se manifestaba su presencia en forma palpable y no simbólica. Los Querubines tuvieron una parte muy importante con respecto a la protección del pueblo de Israel en el desierto y en el descenso de la gloria de Dios sobre el Monte Sinaí, sobre el Tabernáculo y sobre el templo de Salomón, en forma especial en el lugar santísimo donde estaba "el arca del pacto" donde la presencia misma viva del Dios Vivo, moraba en medio de ellos

La manifestación de la gloria kabod.

Moisés fue enviado por el gran YO SOY a llevar al pueblo al monte Sinaí para que aprendiera sus leyes y ordenanzas y aprendiera a adorarle. Allí descendería visualmente y por primera vez delante de los ojos de todo pueblo su gloria Kabot. La palabra gloria en el original hebreo es Kabod que significa: Algo sustancial o pesado, honor, glorioso, esplendor, honorable, riqueza, reputación, abundancia, magnificencia, dignidad y excelencia. La raíz de Kabod es Kabod que significa reconocido, pesado, glorioso, notable. En el Antiguo Testamento el concepto de la palabra pesado representaba, un honor mientras que la palabra ligereza se igualaba a: vacío, temporario, inestable y vanidoso.

Vemos en la manifestación visible de la gloria de Dios en el Sinaí el extracto sublime de los componentes visibles de la forma y composición de Dios. El se reveló con toda su gloria y le estaba revelando a su pueblo su misma dignidad, su misma excelencia, su propio esplendor y magnificencia. Para demostrar que El es único y no hay otro como EL.En la gloria visible manifestada como nube espesa se revelaba Dios como alguien que tiene valor, ya que la ligereza representaba vanidad.

Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. 1ª de Crónicas 29:11. Todo esto nos confirma que si conocemos y vemos su gloria como un espejo tendremos su misma imagen y su imagen en nosotros producirá un peso estable en nosotros, tanto en nuestro carácter como en nuestro ser interior. Seremos libres de vanidades esfumares, lo temporario de la vida no nos llenará ni lo buscaremos, su Espíritu forjará en nosotros cada vez mas un peso de gloria como dice su Palabra. Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. 2ª Corintios 3:18.

En su gloria visible Dios se reveló a si mismo en su propio carácter, fuego purificador, Dios eterno que consume lo que era su persona, reflejaba en lo visible. Por eso nos exhorta Pedro en su segunda carta a andar en santa y piadosa manera de vivir ya que un día los cielos que vemos encendiéndose serán deshechos y los elementos; es decir la materia existente, siendo quemados, se fundirán!. Por eso nos exhorta a ser hallados con prontitud delante de Dios cada día sin mancha en irreprensibles en paz.

No podemos llegar a contemplar o ver su gloria si antes no le adoramos. Dios le da una orden a Moisés que vaya a liberar a su pueblo revelándose en una zarza ardiendo en fuego. Dios mismo dentro de la zarza se le manifiesta y le dice que no se acerque porque el lugar donde pisa es santo. Moisés tiene que arrodillarse y quitarse las sandalias en actitud de adoración.

Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Exodo 3:2. Aunque Moisés no había visto la gloria descender totalmente a plenitud en ese momento estaba contemplando y recibiendo el conocimiento de la persona de Dios en su manifestación sublime, a través de fuego, voz audible y de la presencia literal y visible del Angel de JHVH. Cuando vemos la palabra Angel en el antiguo testamento en mayúscula se refiere al Cristo de la Gloria antes de su manifestación humana en la tierra. Era la manifestación visible de Dios dentro de la llama, en forma de Angel. El Cristo de la gloria en su manifestación. Moisés bajo el impacto de la revelación del gran YO SOY sale rumbo Egipto para encontrarse cara a cara contra el opresor del pueblo de Dios.

Ahora frente al Mar Rojo atrapados entre las montañas, el ejército de Faraón y el mar, JHVH desciende visiblemente en una nube de fuego para proteger El mismo a su pueblo. siempre que leemos sobre la gran nube espesa, con un fuego envolvente, irradia a nuestro corazón respeto y temor reverente al Dios todopoderoso que manifestó su gloria visible en el desierto. a nube durante el día, servía para protegerlos del sol candente del desierto y la columna de fuego por las noches, para calentarlos de las temperaturas bajas del desierto. Además el fuego apartaba de ellos las serpientes y escorpiones que pudieran acercarse y picar con su picadura mortal al pueblo.

Ese fuego les daba calor y luz, allí estaba el aletear de las alas de los querubines uno al lado del otro formando una gran cortina de protección para el pueblo escogido de Dios. Dios mismo se manifestaba en esa nube espesa, no solo para proteger a su pueblo de los ejércitos de Faraón sino para ser visto su poder y su manifestación poderosa. Sobre alas de querubines descendió y envuelto en nube de gloria desde allí guardaba en el desierto a sus hijos. Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios, Exodo 14:24. Dios vigilaba y cuidaba a su pueblo en forma especial desde la nube. Pero llegando al Sinaí su gloria se manifestó mas esplendorosa todavía. Además de fuego abrasador Dios se mostraría en truenos, relámpagos y ruido de bocina muy fuerte .

Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube. Y la apariencia de la gloria de Jehová era como un fuego abrasador en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel. Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte. Exodo 24 16 al 18.

Las Sagradas Escrituras nos muestra como JHVH descendía a la tierra cabalgando sobre las alas de los Querubines, donde su manifestación era fuego allí estaban los querubines transportando a Dios desde los cielos

Querubines guardando y cubriendo el Arca del Pacto en el Tabernáculo de Reunión y en el Templo de Salomón.

A Moisés se le da la orden de hacer de una sola pieza de oro dos querubines que estarían encima de la tapa llamada propiciatorio que con sus alas extendidas cubrirían la caja en el cual se guardaría la ley de Dios. Esta Arca estaría en el lugar santísimo del Tabernáculo, lugar donde la misma presencia de Dios en gloria descendería literalmente.

Hoy mas que nunca que prolifera "el culto" a la exaltación de las visitas angelicales. Se nos muestra a los ángeles y a querubines como ángeles bebés o cupidos que enamoran con sus flechas a los amantes (simbolizando a Eros amor sexual de las parejas). Derivados por cierto de la mitología grecorromana, adaptados y pintados en el época del renacimiento en Catedrales y pinturas.

Toda estas imágenes infundidas por siglos captada por las mentes de aún escultores famosos, fueron trasmitidas inexactas de la verdadera imagen que tienen los querubines y ángeles. Como hemos visto y estamos analizando, en la Escritura siempre aparecen como seres inmensamente poderosos que asisten a la presencia visible de Dios.)

La única imagen visible angelical que Dios en su soberanía dejo esculpir fueron los querubines en el templo, dibujados en las cortinas y sobre el "Arca del Pacto".. Los Querubines puestos en la tapa del arca tenían solamente una cara y dos alas cada uno. Mientras que los Querubines revelados en la Gloria de Dios al profeta Ezequiel tiene cuatro caras y cuatro alas.

Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. Ezequiel 1:6

La Babilonia y Egipto a menudo describieron criaturas al estilo de las esfinges, mitad león mitad hombre. Pero nuestra incapacidad para identificar el parecido de los querubines se remonta al tiempo de Jesús, pues Josefo, escritor judío del siglo primero, que registró una descripción ocular del segundo templo, dijo de los Querubines: "Nadie puede decir cómo eran". Algunos rabinos han dicho que la mejor explicación para la inclusión de Querubines en el arca y en las cortinas del tabernáculo y templo (puesto que tales imágenes esculpidas estaban prohibidas en toda otra parte) era que servían para instilar y fortalecer la fe en la existencia de los seres angélicos. Randall Price (pag. 47) en su libro Tesoros del Templo

En el Templo de Salomón tal como Dios le había revelado a Moisés, los Querubines los encontramos embelleciendo las paredes y tejidos en hilo de oro en los grandes cortinado y en "el gran velo". Cortinado que separaba el lugar Santo del Santísimo. También harás un velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; será hecho de obra primorosa, con querubines; Exodo 26:31.

Querubines en el velo

Este velo es llamado /paroheth/. Como toda descripción de la palabra velo, significa "cubrir" o "ocultar algo". Este velo de obra primorosa, ocultaba a la vista del hombre el lugar santísimo, en el cual se escondía debajo de dos alas de querubines el arca del pacto. A la vez servía para separar el lugar Santo del Santísimo. Se distinguía perfectamente de las otras cortinas, tanto como las que hacían de pared como de la primera cortina que era la puerta hacia el interior al exterior del tabernáculo. Era el segundo velo colocado frente de la puerta de la entrada. Sus tres colores representaban la obra gloriosa de redención a través de Jesús el Mesías prometido. Vemos el azul que significa que Cristo viene del cielo y la herencia para los redimidos es la vida eterna. La púrpura significa que su linaje sería de la estirpe de los reyes, y toda aquel que creen en Jesucristo como el segundo Adán hecho hombre, es libre del pecado original y constituido reyes y sacerdotes. Apocalipsis 1:6

El carmesí, es símbolo de su sangre al ser derramada como la del cordero de la expiación. Ella nos redimiría del pecado, haciéndonos aceptos al Padre. También estaba el lino fino torcido, representando la humanidad de Cristo hecha perfecta al nacer de una virgen concebido por el Espíritu Santo sin pecado.

Ahora bien, hemos visto que todos los ingredientes que componen el velo representan a Cristo en su obra redentora. Nos olvidamos de algo? Pues si, de los Querubines bordados. Allí tenían que estar ellos como criaturas que desde un principio estuvieron cerca de la obra redentora, y como parte juntamente de la naturaleza divina de Dios.

Ellos tenían que estar en el velo, pues formaban parte de este eslabón tan glorioso con respecto a los que serían redimidos, algo así como símbolos del futuro Cristo redentor. El velo es figura del cuerpo de Cristo rasgado (su alma) en la cruz del calvario. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, Hebreos !0:20

Cristo entregó su cuerpo para ser crucificado, proveyendo de esa manera, mediante su muerte expiatoria, un medio para el acceso espiritual de lo creyentes el "camino nuevo y vivo" ante la presencia de Dios. Mas Jesús, dando una gran voz, expiró. Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. Marcos 15:38

Ya la obra redentora estaba consumada es decir acabada y ahora se habría el nuevo camino al Padre, su sangre derramada en su muerte. El velo que separaba el hombre de Dios se rajó desde el cielo a la tierra de arriba abajo.Hubo un gran terremoto. Muchos sepulcros fueron abiertos y muchos muertos resucitaron. Cristo acabó la obra de la redención. El también iba a resucitar y regresar al cielo, al Padre de donde había salido.

Al romperse el velo, también se acaba la obra preciosa del bordado donde estaban impregnados los Querubines trabajados en hilo de oro. Ellos acompañaron a Jesús en su regreso. Ya la gloria de Israel había sido de nuevo traspasada.

Querubines en las cortinas de las paredes y en las bases de bronce del Tabernáculo

En la tienda de campaña o tabernáculo de reunión donde Moisés por mandato de Dios levanta en el desierto, recibe instrucciones concerniente para realizar dicha obra, la cual tenia que hacer conforme el modelo que se le había mostrado. Esta revelación consistía hasta las figuras de Querubines que tenía que bordar tanto en las cortinas que serían utilizadas como pared, bordeando todo el tabernáculo, como en el velo que separaría el lugar Santo del Santísimo. Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa. Exodo 26:1. Esta diez cortinas envolverían todo el recinto del tabernáculo.

Así que cubrió la casa, sus vigas, sus umbrales, sus paredes y sus puertas, con oro; y esculpió querubines en las paredes. 2 Crónicas 3:7. Salomón adorna las bases de bronce con Querubines, bueyes y leones. …y sobre aquellos tableros que estaban entre las molduras, había figuras de leones, de bueyes y de querubines; y sobre las molduras de la basa, así encima como debajo de los leones y de los bueyes, había unas añadiduras de bajo relieve. Cada basa tenía cuatro ruedas de bronce, 1 de Reyes 7:29-30.

Vemos que Salomón sin tener la visión que tuvo Ezequiel de los cuatro seres vivientes trayendo la gloria de Dios; hizo cuatro ruedas de bronce similares a las que el profeta vio en visión. Además hizo figuras de leones, bueyes y querubines. El profeta Ezequiel también ve en la Gloria de Dios las cuatro diferentes caras en los Querubines.

Y el aspecto de sus caras era…cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda. Ezequiel 1:10. Salomón estaba revelando en esas bases de bronce la gloria del cielo venidero que rodea el trono de Dios.

Los Querubines se ven entonces en seis lugares estratégicos en que Salomón adornó el templo.

1.- Querubines en el Velo del Templo. (2 Crónicas 3:14)

2.-Querubines en las puertas del Templo. (1 Reyes 6:32,35)

3.-Querubines en las paredes del Templo. (2 Crónicas 3:7)

4.-Querubines en las bases de bronce. (1 Reyes 7:29)

5.-Querubines en el arca del Pacto. (2 Crónicas 5:7)

6.- Querubines de oro dentro del lugar Santísimo. (1 Reyes 6: 23).

 

 Ezequiel y los Querubines.

El Cristo de Gloria junto a los querubines.

El libro se abre dramáticamente con la visión que Ezequiel vio al lado del río Quebar en tierra de Babilonia. Visión extraña para el profeta pero a la vez profunda en convicción para su espíritu. Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. Ezequiel 1:4-5

El profeta ve la gran nube de Dios, con fuego envolvente, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente. Como hemos visto en la manifestación de la gloria de Dios en el Monte Sinaí y en el tabernáculo de reunión en el desierto. La gloria de Dios se manifestaba como nube espesa, juntamente con fuego que es la manifestación del cortejo celestial sus seres angelicales en categoría de querubines. El resplandor muestra la majestad y potencia de la figura que está en medio. Y el resplandor fue como la luz; Rayos brillantes salían de su mano, Y allí estaba escondido su poder. Delante de su rostro iba mortandad, Y a sus pies salían carbones encendidos. Habacuc 3:4-5.

Lo que al principio de la visión no podía todavía verse nítido era el aspecto de bronce bruñido. El bronce es la revelación de Jesucristo glorificado en un futuro; por cierto para el profeta distante, ya que antes tenía que venir a la tierra a padecer como cordero de Dios. Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego. Ezequiel 1: 27.

La gloria de Dios se manifestó en visiones con toda su inmensidad juntamente con querubines y ruedas de fuego. Revelando así la presencia del Mesías, el Cristo glorificado en medio del fuego. El fuego como bronce bruñido, representa también la justicia Divina y la firmeza de Cristo como roca inconmovible. El es la roca eterna de los siglos.

Los cuatro seres vivientes y las ruedas de fuego.

No tenemos duda que los cuatro seres vivientes que ve el profeta Ezequiel, son los mismos vistos por el apóstol Juan rodeando el trono de Dios. Cantan cánticos nuevos junto con los veinticuatro ancianos, exaltando la obra redentora de Cristo en la cruz .Apc. 5: 9-14.

Esta criaturas cada uno tenía cuatro caras. Una de hombre, otra de un águila, de buey y de león. A través de toda la historia estas cosas han representado simbólicamente ciertas cualidades o caracteres de Dios. Un león siempre muestra un cuadro de soberanía, como ser el señor sobre los animales. También la Palabra nos muestra a Jesús como el León de la tribu de Judá. La cara del hombre es el cuadro de la inteligencia y el entendimiento. Jesús se hizo hombre y fue llamado el hijo del hombre, representando su parte humana, es decir se hizo hombre. El buey es siempre símbolo de la servidumbre y de sacrificio. Cristo padeció y se hizo así mismo sacrificio para Dios muriendo en la cruz por los pecados de la humanidad. Y la cuarta cara, el águila es el símbolo de la potencia y de la deidad, Cristo es el altísimo sobre toda creación. A su madre María se le anunció antes de nacer Jesús que sería llamado Hijo del Altísimo. Lucas 1:32.

También los cuatros seres vivientes representan los cuatro evangelios presentando al Mesías en sus diferentes manifestaciones. Cristo el Mesías, El Hijo del Hombre, El Rey y Profeta y El Verbo de Dios encarnado.

Es maravilloso hablar de estas criaturas vivientes. Anteriormente habíamos nombrado a los querubines unidos al trono de misericordia de Dios por los no redimidos. Los seres vivientes advierten con sus exclamaciones a la justicia Divina. Se asocian al canto de los ancianos en su condolencia con los 144 mil, quienes cantan una nueva canción. Así como la Iglesia redimida. Apc. 19:4

Vemos la majestad y grandeza de Dios en esta visión y contemplamos: a) Los Querubines representando la redención, b) Los seres vivientes representando la grandeza del Cristo futuro c) El fuego como parte de la persona del Dios viviente d) La nube espesa como la gloria de Dios. e) El trono resplandeciente con el Padre sentado en el cielo y f) A Jesucristo en medio del fuego como bronce refulgente.

Piedras preciosas en los Querubines.

Miré, y he aquí en la expansión que había sobre la cabeza de los querubines como una piedra de zafiro, que parecía como semejanza de un trono que se mostró sobre ellos. El color zafiro tiene varios matices de azul y tiene una dureza inferior al diamante. En las llamas de fuego se puede distinguir este color zafiro. El zafiro es un piedra preciosas mencionada como el segundo de los cimientos de la Jerusalén Celestial. También las vemos en los jinetes y caballos los cuales están rodeados de corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Vemos nuevamente la unión de ésta piedra preciosa con el fuego. Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Apocalipsis 9:17. Dios habita entre Querubines como dice el salmo y el se mueve entre el fuego y piedras preciosas.

Dios le revela mas allá de la visión de la gloria al profeta Ezequiel . En medio del fuego vemos algo mas que ante no había aparecido y son los carbones encendidos. Y habló al varón vestido de lino, y le dijo: Entra en medio de las ruedas debajo de los querubines, y llena tus manos de carbones encendidos de entre los querubines, y espárcelos sobre la ciudad. Y entró a vista mía. Ezequiel 10:2-3.

Pero la revelación mas contundente que el Profeta tenía que discernir con respecto a la gloria de Dios era su ascensión del templo y de Israel, por causa del pecado cometido contra JHVH. Es decir la gloria de Dios se iba a retira de Israel. Su preciosa y cara presencia se iba a ir del Templo.

Muy poco valor se da hoy a la gloria de Dios. Pero quiero decirles que si su presencia se retira de una congregación, de un ministerio o de un siervo de Dios, quedará un vacío. Se podrá predicar cantar y hacer lo mismo de antes, para ya no será lo mismo. Así le paso a Israel. ¡Cuan vacía quedó, su gloria había sido traspuesta! No solo habían sido cautivos por castigo Divino sino que lo mas preciado que poseía Israel que era su gloria sería quitado de en medio de ellos.

La Gloria de Dios, su presencia y los Querubines siempre estuvieron presente en la manifestación visible de su persona en su plenitud. Son parte de su esplendor y magnificencia. Su excelencia se manifiesta en el fuego y en su resplandor majestuoso. Es maravilloso escribir y conocer acerca de los Querubines, ellos son parte de la gloria de Dios, son parte de su creación pero no olvidemos que Cristo el Hijo de Dios, es el Altísimo, es el todopoderoso, Al que el Padre le dio la Gloria (Doxa) cuando vino a la tierra. Jesús fue la manifestación visible del Padre. Es maravilloso conocer al Cristo de la Gloria!.

Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él. Juan 2:11

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14.

 

Para adquirir el libro "Ángeles y sus manifestaciones" escriba a:
"Jesus Vive Hoy"
P.O. Box 822885
South Florida, FL 33082
Para mas información:
www.jesusvivehoy.org

e-mail: LidiaZapico@aol.com

Envie $11.95 mas $3.00 de envio

All art in this page used by permission by Pat Marvenko Smith,copyright 1992. Click here to visit her "Revelation Illustrated" site.